La seguridad ya es un concepto globalizado, que no sólo incluye una cámara o una alarma instaladas en el edificio, sino todo un sistema interconectado y cerrado de diferentes dispositivos de seguridad, que faciliten el control y gestión de las instalaciones. Alfonso Guindulain, director de Guinaz, nos habla sobre ello en la última revista de Cuadernos de Seguridad.

Fácil de manejar, intuitivo y flexible: estas son las tres características principales que debe tener todo sistema de seguridad de grandes y pequeñas instalaciones. Tanto en oficinas, como en centros comerciales u otras instalaciones es necesario contar con un sistema tecnológicamente avanzado que asegure un exhaustivo control y prevención de posibles amenazas y preserve la seguridad de los consumidores y del personal, gracias a la interconexión de los dispositivos de seguridad y a las comunicaciones cifradas.

La combinación de comodidad, adaptabilidad y seguridad de los centros comerciales y comercios, la aporta íntegramente el sistema IP. Esta tecnología permite la gestión integrada de la seguridad y el control de accesos a cualquier tipo de instalación, lo que  permite a los usuarios gestionar a través de un solo dispositivo: diferentes mecanismos de acceso, intercomunicación, vigilancia a través de un circuito cerrado de televisión (CCTV), apertura de puertas o gestión de alarmas en remoto, entre otros.

Para ver el artículo completo haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *